Confitura de castañas

¡Buenos frescos días!

La castaña es uno de los frutos que marcan el cambio de clima y que nos hace ser conscientes del fin del verano.
Este año han tardado en aparecer pero por suerte, YA podemos ver a las castañeras en la calle, con sus carros humeantes de inconfundible aroma que nos acercan la nostalgia propia de los meses más fríos del año.

{via postcards and pretties}

Así que aprovechando el 'inicio' de esta estación, os propongo una receta que me recuerda a los domingos que pasábamos en casa de nuestra bisabuela, cuando nos reuníamos toda la familia para preparar la deliciosa confitura de castañas.

Ahí va, tomad nota.


Ingredientes:

- 1 kg. de castañas
- 750 gr. de azúcar
- 1 manzana

Preparación:

- Pelar las castañas, para ello hay que escaldarlas en agua hirviendo un par de minutos. Yo os aconsejo que metáis pocas cada vez para que no enfríen y podáis pelarlas bien.

- Una vez peladas, las reservamos.

- En una olla de fondo grueso ponéis el azúcar, la manzana pelada y troceada y 1 vaso de agua, mezclándolo bien hasta que el azúcar se disuelva.

- Poner al fuego y cuando comience a hervir añadir las castañas y cocer a fuego vivo entorno a 10 minutos.

-Separar del fuego y triturar con una batidora, volver a poner a fuego lento y cocer sin dejar de revolver hasta que notemos que empieza a estar bastante espesa.

- Ahora ya podéis ponerlo en frascos esterilizados y cerrarlos al vacio como hagáis habitualmente con todas las conservas.

Es una mermelada muy espesa, que queda muy bien como relleno de tartas, en tostadas, o incluso para las más golosas como yo, ¡a cucharadas!

{via la cocina con sandra}
{a little slice of life}


¿os animáis a preparar esta receta?

¡hasta mañana!


Besos de confetti*
                 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada