siempre quise... BRILLAR*

De niñas soñábamos con poder llevar unos zapatitos brillantes, un vestido con mucho vuelo para poder dar vueltas (hasta acabar mareadas) y disfrutar de una gran fiesta de cumpleaños. Eran los incondicionales.

La importancia de este complemento creemos que en parte fue gracias a El Mago de Oz.
Pasamos muy buenos ratos con un espantapájaros que hablaba, un león cobarde, un hombre de hojalata pero sobretodo con los zapatos rojos brillantes de Dorothy Gale.
El mágico calzado que devolvió a casa a Dorothy marcó tendencia e incluso, 70 años después, grandes diseñadores (Swarovski, Christian Louboutin, Óscar de  la Renta, Jimmy Choo) se reunieron para reeditar esta mítica pieza.
Sea como fuere, está claro que los zapatos de la dulce niña, los zapatos con purpurina, ¡siguen triunfando en todas las fiestas!

Pero podemos confesar que con el paso de los años, en el fondo, no dejamos de ser niñas grandes, donde unas glitter shoes, un soñado traje nupcial y una boda perfecta pasan a ser nuestros nuevos incondicionales.

Así que hemos querido trasladaros a este mundo de ensueño con las fotografías de una gran boda americana, en la que unos fabulosos Louboutine de color azul intenso hacen brilllar con luz propia a esta novia tan especial.

Tenemos que reconocer que al otro lado del charco el tema nupcial se lo toman muy en serio y muchas de las bodas que se celebran destacan en originalidad, buen gusto y multitud de detalles.
Si bien es verdad, cada vez son más las bodas españolas que empiezan a despuntar en la preparación del dia B.

Nos gusta la sencillez decorativa de este enlace en el que el protagonismo se centra en los novios y únicamente un nota de color los acompaña en este día tan mágico. 
En la misma gama de colores que los zapatos, aparecen vistosos pompones de color aguamarina, un color que como podéis comprobar inunda nuestro blog, ya que nos evoca tranquilidad y dulzura, sentimientos muy importantes para días tan especiales como el de una BODA.  

Otro de los elementos que hacen que la novia aparezca realmente deslumbrante es el elegante vestido que lleva: un modelo de la diseñadora Vera Wang que ya nos tiene acostumbradas a grandes creaciones. 
El detalle floral y el drapeado de tul son realmente fantásticos, un verdadero equilibrio entre el cuerpo y la falda del vestido.

Pero lo que hace realmente esta novia radiante es su sonrisa en todas y cada una de las fotografías. Estar relajada y disfrutar del momento, de tu día, creo que es el mejor elixir de belleza con el que una puede contar (eso realmente SÍ que es brillar con luz propia).



{via Style Me Pretty}

¿No os parece que estas imágenes hacen realidad el cuento que siempre de pequeñas habíamos soñado?



Besos de Confetti*
                   

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada