Dulces bebés

¡Buenos días!

Ahora sí que sí, queda nada y menos para la Navidad, tiempo de celebraciones y encuentros con la familia. Y si de familia hablamos lo que sin duda alguna se nos viene a la cabeza, de una manera u otra, son los niños.

En nuestra casa, por ahora éstos NO abundan bastante pero con la pandilla de primos que tenemos, dentro de muy poco seguro que podremos montar una guardería.


Es indiscutible que los niños son los verdaderos protagonistas de las navidades. Será porque son la esencia de la magia que gira alrededor de estas fechas: la creencia en Papá Noel, en el Caga Tió en Cataluña, los regalos para los chicos buenos, el árbol, el pajarito pinzón que todo lo ve, el pesebre con nuestro querido caganer y.. puede que los más deseados, los Reyes Magos de Oriente.

Se nota cuando en una casa están presentes estos angelitos, la alegría que contagian y los momentos felices que te hacen pasar viéndolos disfrutar con las pequeñas cosas.

Por eso es IMPORTANTÍSMO que revivamos el verdadero espíritu navideño en nuestros pequeños, mantengamos su ilusión, su inocencia y su dulzura.
¿Y qué hay más tierno que un bebé?

Así que hoy os traemos una pequeña muestra de algunas de las fotografías navideñas con más ternura. Unas obras de la reconocidísima fotógrafa Anne Geddes y ya os advertimos que las mismas NO SON APTAS PARA SENSIBLES, ¡mirad qué pocholadas!




Todas son unas fotografías que transmiten mucho calor, sensibilidad, ternura, afecto, protección, cariño pero sin duda nos quedamos con ésta, nos estremeció nada más verla y es que son TAN monos, que ¿no os dan ganas de comértelos?



Con esto, sólo nos queda desearos:
¡FELIZ NAVIDAD
de parte de las hermanas confetti*!
¡y no os atragantéis con el champán y el turrón!
Jou Jou Jou


Besos de confetti*                            
             

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada