Un brunch de domingo

¡Buenos días a todos!

Por fin es viernes y se nos empiezan a acumular los planes para el fin de semana. Que si cena el viernes por aquí, que si escapada en la playa por allá, que si vamos aprovechar en hacer una comida familiar el domingo ¡nuestra agenda empieza a estar abarrotada!

Uno de los mejores recuerdos de nuestra infancia, cuando no nos abrumaban los compromisos sociales más allá de salir corriendo con la bicicleta hacia la piscina, son las merienda-cenas en casa de nuestros abuelos, en la terraza todavía de día con pan con tomate, jamón y embutidos varios y mucha fruta. ¡Qué felices eramos con tan poco!

Esta es una de las costumbres que no queremos perder nunca ¿pero quién dice que no podemos incorporar de nuevas en nuestras vidas?
A lo tonto a lo tonto, el brunch se empieza a instaurar sigilosamente como un plan de domingo, como quién no quiere la cosa, y esos domingos en los queestardeparadesayunar pero prontoparacomer resulta de lo más práctico.

Así que el próximo domingo libre sin compromisos, ¡brunch al canto! Y seguro que alguno de estos platos caerá fijo (eso sí, puede que no de tiempo para hacer fotos como éstas). ;)






{www.blog.hwtm.com}


¿y vosotros habéis instalado esta costumbre
en vuestra dieta?

Pasad un fin de semana genial



Besos de confetti* 
                      




Síguenos en/ Follow us on