¿Qué me pongo para una boda?

¡Buenos días!

Como ya vistéis por Twitter, en la vuelta de las mini vacaciones en la playa valenciana de confetti menor os enseñábamos nuestro nuevo tesorito: el libro ¿Nada que ponerte? de Nacho Montes cortesía de nuestra amiga P.

Ella sabe lo mucho que nos gusta el tema del estilismo, de mirar qué es lo que mejor favorece a cada tipo de silueta, de nuestras visitas a la estilista con miles de preguntas y un cuaderno bajo el brazo para no perdernos detalle (aunque esta confesión ya es para otro post).
Así que en cuanto lo vio no dudó en hacernos un regalito recién salido de la imprenta y que nos sirvió entre muchas otras cosas, de amenizar una larga vuelta a la ciudad condal a bordo de un tren regional. ;)

Es un libro muy muy fácil de leer, práctico y divertido que descubre los secretos de la moda para estar chic y elegante a cualquier hora, a cualquier edad y en cualquier ocasión.
Hoy os hemos querido hacer partícipes de algunos de los consejos en cuanto a bodas que muestra en el Capítulo 3 · Soy lo prohibido y que dan respuesta a una de las preguntas que nos han hecho más de una vez:

¿No tienes
nada que ponerte?


1. Si la boda es de verano y de mañana, hay que utilizar colores y tejidos naturales: tierras, aguas, verdes y azules. Siempre de corto y con pamelas, no tocados. Ellos, traje gris o marino.

2. Si la boda es de verano y de tarde, podemos usar colores fuertes y tejidos enriquecidos. Rojos, quisquillas, naranjas, fresas, fucsias, oros y amarillos. Seguimos con el corto y ahora con tocados, nunca pamelas. Ellos, traje oscuro.

3. Si la boda es de invierno y de mañana, hemos de decantarnos por tejidos cálidos y ricos como las lanas o el eterno tweed. Chanel es un referente en esto. Colores pastel, vainillas o azules o fuertes como el calabaza y los magenta. Ellos, traje marino o gris marengo.

4. Si la boda es de invierno y de noche, podemos enriquecer los tejidos con tapicerías, damascos, sedas y rasos en oros, morados, púrpuras, azules tinta y verdes potentes. Ellos, traje oscuro.

5. Si la boda es exterior, las pamelas son perfectas pero cuidado con el tamaño porque pueden dificultar la conversación con los invitados.

6. Los bolsos en una ceremonia deben ser manejables y pequeños, tipo clutch para la noche o carteras sin asas para el día.

7. Las joyas serán más simples en la mañana, perlas y brillantes sin mucho aderezo, y más ostentosas en las noches, esmeraldas, rubíes, zafiros, aguamarinas, amatistas...

8. Los caballeros siempre, sea la hora que sea del día, con corbata. Pañuelo en el bolsillo a gusto del consumidor.

9. Ojo con los chales y mantones en las señoras; aquí el 'menos es más' siempre es un acierto.

10. Si la boda es de invierno, las pieles son un punto, pero en cuello y estolas, evitar abrigos largos nos favorecerá.

1. En las bodas sólo va de blanco la novia. Sólo. Y si la novia quiere, pueden ir de blanco las damas de honor, si las hubiere, o los pajes que llevan las arras.

2. Sólo van de largo las madrinas y las hermanas de los novios y los testigos. Es un error que las invitadas vayan de largo porque sí, salvo que se haya especificado en la invitación o lo haya pedido la novia.

3. Los hermanos de los novios y testigos llevan chaqué; los invitados, traje oscuro. Insistir en que un caballero no se quita jamás la americana ni la corbata hasta que vuelve a casa.

4. Un tocado jamás se quita de la cabeza. Sale de casa y vuelve con la señora que lo porta.

5. Las pamelas sólo sirven para bodas de mañana y media tarde. Desde las 19 horas se considera indumentaria de noche. Es un error llevar pamelas de tarde-noche en bodas de verano.

6. Es terrible el abuso del brilli-brilli, el cristal, la pluma y la lentejuela en exceso y las telas brillantes. No somos reinas de cabaret.

7. Ir de negro por la mañana a una boda es un error garrafal. Por la noche simplemente sería una falta de atrevimiento, pero no una incorrección.

8. Las pajaritas y pañoletas están prohibidas en la indumentaria masculina de una boda. No al galán de telenovela.

9. No a los moños escultura o recogidos exagerados. Es recomendable que las invitadas comunes lleven sus melenas habituales.

10. No hay mayor terror que un tocado que molesta visualmente a los comensales de una mesa y a los invitados de una ceremonia. Si éstos tienen que sortear nuestra parafernalia para seguir una conversación o una liturgia es que hemos fallado con el tocado.



¿Ya has tomado nota
para la próxima boda?





Besos de confetti* 
                      



Síguenos en/ Follow us on

7 comentarios :

  1. uuooo!! Este me lo apunto para mi lista de pendientes!!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja em fa molta gràcia llegur aquests llibres de moda i protocol... Si féssim un repàs a les bodes que hem anat segur que nosaltres i la majoria de convidats no seguiríem les instruccions!!!
    Jo sincerament no crec en la majoria d'aquestes normes, sinó més aviat en el sentit comú!
    Petons!

    ResponderEliminar
  3. Pues yo pensaba que a las bodas de tarde-noche había que ir de largo y a las de mañana de corto...

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Me encanta!! Es un post muy aclaratorio, aunque te has olvidado puntualizar que en las bodas religiosas las mujeres deben llevar los hombros cubiertos. Aunque coincido con MissMrs, en la mayoría de las bodas no se cumplen estas normas y es una lástima.
    http://www.mycutebride.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. No fotis! Mi padre es fan de la pajarita (nunca lleva corbata) y en mi boda quería llevar... aunque si le digo que está prohibido... se la va a sudar igualmente...

    ResponderEliminar
  6. Bueno, bueno...no se yo! la mayoría de veces no se cumplen jjejeje A mi me parece un poco exagerado, hay cosas que son de sentido común y no se suelen hacer, pero a otras no le doy importancia, como por ejemplo los colores o los tocados por la mañana ¿no se puede?...Lo importante en una boda es pasarlo bien!

    ResponderEliminar
  7. Muy buenos consejos!! saludos, http://theartist-mona.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar