Peonías: Las flores que no fueron

¡Buenos días!

La semana pasa volando, y sin saber cómo ya volvemos a tener el fin de semana por delante, aunque este pinta frío frío...¡siempre podemos soñar con la llegada de la primavera!

Es la época en la que en el #pueblitobueno los campos se llenan de amapolas, el sol empieza a descubrir partes de tu piel blancucha por el invierno y a Confetti mayor le embarga como todos los años la dichosa alergia, por eso siempre tuvo claro que no sería una novia de primavera :P

La verdad es que cada estación tiene lo suyo en cuanto a las bodas: el invierno te permite aprovechar boleros calentitos, el otoño es muy socorrido para la decoración de los espacios, en verano los días largos y el calorcito permiten disfrutar al máximo del día B, pero lo bueno, lo más de los más que tiene la primavera, son las flores y entre ellas nuestras preferidas son las peonías.

El período ideal de floración se comprende desde inicios de abril hasta junio, y como sabéis la boda Confetti mayor se celebró en el mes de septiembre así que tuvimos un problemón-problemón. 

Ya nos tenéis a las dos hermanas formando el comando #NoSinMisPeonías para encontrar una floristería que nos sirviera un ramo de peonías rosa palo para el día B, ¡aunque fueran por encargo desde Holanda!
La triste noticia fue que el plan de ataque no dio resultado y no pudimos disfrutar de este capricho para el día del enlace. Y aunque el ramo final nos encantó y todavía tenemos pendiente enseñaros, siempre quedará esa pequeña espinita clavada.

Así que ahí va un consejillo, novias de primavera, no descartéis la opción de incluir las peonías en vuestro ramo de novia porque sois unas de las pocas afortunadas que pueden lucir alguna de las preciosidades como las que os mostramos hoy.












 


1/2/3/4/5
6/7/8/9/10 



Y vosotras,
¿tenéis una flor preferida para el ramo?





Besos de confetti* 
                       






Síguenos en/ Follow us on
Facebook *** Twitter *** Bloglovin'*** Pinterest