Let's picnic!


En esto de las bodas, como en otras muchas cosas, el feeling con el fotógrafo encargado de inmortalizar tu día B es uno de los elementos clave que algunas veces los novios, agobiados con tanta decisión "trascendental" suelen pasar por alto. 

Uno debe tener claro qué tipo de imágenes quiere guardar en el recuerdo, si más clásicas, más espontáneas, con una estética tradicional o muy innovadoras. Como en la viña del señor, ¡para gustos, los colores! 

Para la boda de Confetti mayor decidimos optar por un reportaje documental, es decir, sin posados y altamente natural. Por un lado conseguimos lo que pretendíamos, no preocuparnos en ningún momento del tema fotografía, pero por el otro lado, una espinita se quedó ahí clavada, ya que casi no disponíamos de imágenes en pareja.
Además, podréis imaginar que uno de los gafes de tener un blog de bodil es que una, a lo largo de los meses, llega a visualizar multitud de bodas maravillosas y inevitablemente las acaba comparando con las suyas.

Pero como todo tiene su lado bueno, tener un blog de bodas te permite conocer mucho más en profundidad el trabajo de los profesionales, analizar mucho mejor un reportaje y lo mejor de lo mejor, conocer fotógrafos de la talla de Sara de Love&Happiness.

Decir que es una buena fotógrafa es quedarse corto. Sara es mucho más. Consigue crear una atmósfera relajada, sin tensiones y sabe "explotar" el lado bueno de la pareja de una forma maravillosa. Nosotros nos sentimos muy muy muy bien, incluso los más vergonzosos de la familia, así que altamente recomendable para aquellos futuros casaderos que os encontréis en la búsqueda del fotógrafo perfecto, #palabritadeconfetti.

Con ella tuvimos la oportunidad de realizar un shooting postboda con los tres vestidos que llevó Confetti mayor en día de la boda: uno para la ceremonia civil en el Ayuntamiento con alto valor sentimental, otro para la celebración en la finca donde tuvo lugar el banquete y uno corto mucho más informal para la fiesta posterior, pero hoy empezaremos por el final. 

Con este último decidimos aprovechar los placeres del #pueblitobueno y celebrar un picnic de lo más romántico en un entorno precioso y lleno de amapolas. 
Camisa a cuadros, pajarita y tirantes para el Sr. A. y para Confetti mayor camisa vaquera, el famoso vestido de H&M de Garden Collection (que se le metió entre ceja y vino directamente desde Helsinki) y una preciosísima corona de flores elaborada por Elena de Toque de Limón que le daba un punto de color genial. Atrezzo para el picnic, un pastel de crêpes made in Confetti mayor y una sonrisa bien grande, esto es todo lo que necesitamos.

Y tras esta "breve" explicación, sólo queda lo mejor :)

¿Os venís de picnic con
Confetti mayor y el Sr.A?














¿Qué os ha parecido 
este postboda en el campo?



Besos de confetti* 
                       



******* Síguenos en *******

     

6 comentarios :

  1. Qué bonito! Precioso postboda! Estas guapísima!

    ResponderEliminar
  2. Pero que guapos!!! me encanta el escenario y ellos se le ves super felices y trasmiten mucho amor un besazo para las dos

    ResponderEliminar
  3. Me encanta! Una sesión preciosa y tú estás guapísima!! Yo también compré por Internet ese mismo vestido para mi fiesta post-banquete y al final acabé poniéndome otro! Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡No había visto este post! Son unas fotos chulíiiisimas! (y ese primer plano tuyo es increíble!)

    (L)

    ResponderEliminar