Isa y Daniel, boda urbana con vestido corto


A veces nos obcecamos en la idea de que las bodas sólo pueden celebrarse de abril a septiembre, y la verdad es que viendo la boda de Isa y Daniel, una pareja de arquitectos que dieron su Sí, quiero bajo el sol del invierno valenciano, se reafirma el hecho de que hay un mundo más allá de las bodas primavera-verano.

Fue una boda muy íntima preparada con poco tiempo pero con altas dosis de cariño que compartieron junto a sus familiares más cercanos, incluso la ceremonia en la parroquia de San Antonio de Padua, fue oficiada por un familiar de la pareja que había casado a casi toda la familia de la novia.

Sencillo y elegante fue el vestido con cuello chimenea de Isa, que tras descartar varias opciones encontró una tienda, Lucía Novias, en la que ofrecieron la posibilidad de realizar un diseño totalmente personalizado, y buscando qué diseño elegir apareció Audrey: 
"Buscando por Internet vestidos de novia sencillos vi el de la segunda boda de Audrey Hepburn, corto y de lineas limpias, y me encantó, miré más opciones, pero me dijeron que me lo podían hacer y no me lo pensé mucho, ¡no tenía mucho tiempo! El color, tejido y complementos son distintos, pero se nota claramente la influencia."

Como complementos de este precioso diseño, la novia llevó un bouquet de rosas de color champagne de Carolina Cot, joyas de su abuela, tocado de flores de organza de De Cap que coronaban el moño "Audrey" y unos zapatos de estilo vintage de Prada que acababan de darle el perfecto toque "retro" al conjunto.
El novio también lucia un look vintage con traje de tweed de Purificación García, zapatos y camisa de Hugo Boss, tirantes y pajarita de April Look. Además lucía joyas muy especiales como unos gemelos de Lanvin y un reloj de Maurice Lacroix.

Tras la ceremonia, que estuvo bañada por una lluvia de arroz, la pareja aprovechó el magnífico día para dar un paseo por el Jardín Botánico de Valencia acompañados por Love me tender, el equipo de fotógrafos que se encargó de acompañarles ese día y que son los artífices del maravilloso reportaje que os mostramos hoy.
A continuación llegó el convite que tuvo lugar en el hotel Caro Hotel, en el centro de Valencia, un antiguo palacio recién restaurado, ubicado en los mismos cimientos de la muralla árabe que rodeó Valencia en el siglo XII, ideal para esta pareja de arquitectos.

Para finalizar no podíamos dejar de señalar las ilustraciones personalizadas de Tutti Confetti, regalo de una amiga de la pareja que sirvieron para ilustrar tanto las minutas, la decoración de el evento, las piruletas de chocolate personalizadas incluso los novios de la tarta nupcial tuvieron ese toque de confetti, que como podéis imaginar, nos encanta ;)




















¿No os parece ideal esta boda de invierno 
con el toque Audrey?
¡Muchas gracias Isa y Daniel por animaros
a compartir ese día con nosotras!





Besos de confetti* 
                       




******* Síguenos en *******

     

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada