Entrevista a Merche Segarra, el alma máter de Jesús Peiró


Hoy empieza la Barcelona Bridal Week y con ella sus desfiles a los que aguardamos impacientes nuevos diseños, propuestas arriesgadas y la apuesta por cada firma para la novia de la próxima temporada. 
Una efervescencia creativa que se muestra estos días como el resultado de un gran proceso de trabajo de grandes profesionales que apuestan por el diseño nupcial, esa vertiente de la moda, algunas veces olvidada pero a que nosotras nos tiene realmente maravilladas.

Dentro de estos grandes profesionales del diseño nupcial se encuentra Merche Segarra, el alma de la firma Jesús Peiró y quien hace un tiempo nos abrió las puertas de su segunda casa para conversar un rato con AtodoConfetti sobre la firma y el mundo nupcial.

Fue a través de esta entrevista que descubrimos lo que se entreveía en los diseños de la firma, una mujer elegante, apasionada del buen hacer y de la calidad y que transmite la ilusión y la pasión de su oficio en cada uno de sus vestidos.
Una mañana estupenda conociendo, soñando y disfrutando del proceso creativo de los vestidos de novia a través de sus palabras y que hoy compartimos en el blog. 






- Sabemos que Jesús Peiró este último año lleva más de 4.000 vestidos en sus espaldas y es una de las tres primeras firmas del sector de moda nupcial español. Y desde vuestra perspectiva del sector, ¿creéis que hay una novia Peiró?

Sí, no sólo creemos que existe sino que también la buscamos por todo el mundo como parte de nuestra estrategia de firma. Nosotros nos diferenciamos mucho respecto a las otras dos primeras marcas tanto a nivel de concepto como a nivel de dimensión. Somos una empresa muy pequeña, ínfima a su lado pero lo que nos hace distintos es que nosotros únicamente ofrecemos producto de novia y trabajamos únicamente con la cabeza puesta en la novia.

La novia de Jesús Peiró es una novia estéticamente depurada que valora la calidad del producto y que puede encontrar una amplia gama de precios sin descuidar la calidad. 
El tema de la calidad es muy importante ya que nosotros abarcamos una gran variedad de precios pero nunca jugamos con líneas más económicas que descuidan la calidad. Eso es tremendamente complicado pero como el estilo de Peiró es un estilo depurado, aunque con mucho esfuerzo, podemos conseguir este objetivo. 

La esencia de J.Peiró es nuestro producto, íntegramente fabricado en talleres españoles, sacrificando márgenes pero dándole una identidad muy clara: artesanal, especializado en novia y con una estética depurada y de calidad. Por ello siempre digo que para mí es un placer trabajar en una empresa donde realmente, al final, lo más importante es el vestido. Por ello, en nuestra colección, que se compone de unos 90 vestidos, intentamos que la novia tenga acceso a los tejidos de alta calidad que se ven en pasarela y trabajarlos con muchísimo amor.

Nosotros ofrecemos trajes clásicos pero que vienen siendo el clásico renovado, el traje excesivo no forma parte de nuestra línea estética. Buscamos un traje limpio de referencia de alta costura y la tendencia subyacente de la temporada como este año el boho chic de Tatiana Santo Domingo que ha influido a la hora de elaborar trajes con peso blandos de una cierta delicadeza y es una tendencia que puede ser absorbible desde Peiró y vamos a descartar otras tendencias que existen el mercado.
Trabajamos mucho los trajes de línea pero desde una estética parisina, no entramos en ambientes más hippies ya que la marca es femenina, romántica y sofisticada.




- Y ya entrando en aspectos personales, como diseñadora, ¿cuáles son tus referentes o las fuentes de inspiración?

A nivel personal en mi proceso creativo me influye mucho la cinematografía norteamericana, el pensamiento de la indumentaria en los años cincuenta aunque también, dependiendo de los elementos que utilice, me interesan según qué épocas y diseñadores. 
De los nudos me interesa toda la parte de estructura geométrica de Keneddy, del posicionamiento de los grandes adornos hablaría de Yves Saint Laurent, de los pinzado Balenciaga... son elementos que tengo muy en cuenta y que luego combino.
Actualmente a nivel conceptual me apasionan las colecciones de Christian Dior, a nivel de mantenimiento me sigue sorprendiéndome mucho Lagerfeld, todo el momento belga me gusta muchísimo porque es muy energético o en el tema de las puntillas era una apasionada de Galliano.
En resumen, cada uno aporta cosas distintas y en lo que son extraordinarios no sólo me marcan a mí sino a todo el mundo de la moda pues por ello viene su genialidad.




- En cuanto a materiales, sabemos que la organza es uno de tus tejidos preferidos pero ¿con qué otras telas te gusta trabajar?

La organza es uno de mis tejidos preferidos, eminentemente nupcial que habla de la novia, es ligera, crea un volumen romántico y dulce y a pesar de que me encanta no es muy demandada por lo que la he tenido que ir eliminándola. Sin embargo, sí que se sigue utilizando como base para bordar, para estampar, posicionada encima del vestido para hacer veladuras o como base de puntillas. 
De su utilización me impactaron las camisas de organza de Gianfranco Ferré que fue capaz de construir un volumen con tejido blando pero a la vez con carácter.

Me gusta preferentemente los tejidos nobles pero también me gustan los tejidos con mezcla.
El mundo textil es muy complejo, si te pones a pensar los kilómetros de hilos de trama y urdimbre que se entremezclan, no pueden sino que parecerme metros de milagros. (risas)
Realmente me inclino hacia el negocio mundo textil, en las modistas y personas que cosen porque son auténticos maestros. Es por ello que considero que cualquier tejido tiene su valor siempre y cuando esté bien construido y hecho con seriedad.



- Tuvimos la oportunidad de asístir a la pasada Bridal Week y ver en vivo y en directo la última colección del 25ºaniversario de la firma inspirada en la vuelta a los orígenes de la costura. ¿Qué ha supuesto esta colección para Jesús Peiró?

Con la colección del 25ºaniversario intentamos buscar lo que somos, lo que es la esencia de Jesús Peiró y al final, por el recorrido de la firma, descubrimos que lo que ha impregnado siempre la firma es la búsqueda de la excelencia, la calidad y el protagonismo del vestido.
La costura además de ser un tema recurrente es un componente que siempre aparece en una colección de novia porque en realidad es donde más fantasía se puede poner. En una colección de prêt-à-porter te mueves con unos parámetros que son muy determinados, enmarcados bajo el tipo de cliente al que va dirigido pero cuando haces una colección de novia la haces para un vestido y ese vestido es para multitud de novias por lo que es diferente el concepto: la excelencia de ese vestido es la costura.

Nosotros ultimamos el símbolo del maniquí y de la toile como concepto. Una toile puede ser tan bella como el resto de la colección que aparece con grandes vestidos ya que la tolie es el alma de cualquier vestido, es donde se investiga la estructura y tiene que generar al fin y al cabo la ilusión y el deseo de alguien para quererse casar con ese vestido.
Para mi los vestidos de novia son un tema muy serio porque el vestido cumple una función muy importante. En ningún momento considero que vestirse de novia sea una cosa frívola sino muy con mucho peso tanto a nivel de volumen económico en el mundo como en el servicio que hace a las personas. Detrás de cada vestido hay un mimo, una ilusión y una estética artística que habla de cosas intimas, independientemente de sexo y edad.
La indumentaria no es frívola aunque sí vista de este espectáculo, al igual de que la inteligencia va acompañada del sentido del humor.

- ¿Y nos podrías desvelar el leitmotiv de la próxima colección?

La próxima colección es potente cuyo tema es muy femenino y complejo, inspirado en algo que acompaña las mujeres siempre. Es un motivo de inspiración bastante conceptual, rico y variado. No se trata de una colección excesiva pero sí de una explosión de confetti y hasta aquí puedo leer. 
(de nuevo, más risas y alusión al confetti que tanto nos gusta)


- Y en el tema 2.0, ¿qué peso le da Jesús Peiró a las redes sociales?

Pensamos que las redes sociales son un tema muy serio, con un inmenso poder pero como en todo, tiene que tratase con mucho rigor y calidad.
Es muy interesante esta nueva de manera de comunicarse con el cliente y con el cliente hipotético, en el que las noticias y su repercusión se dirigen en un ámbito muy superior respecto al que se conseguía antes en otros medios.
El mundo 2.0 es muy dinámico y tienes que apostar por perfiles de personas que gestionen las redes que tengan una afinidad con la marca como es el caso de Patricia Sañes, nuestra community manager que como periodista es una persona afín a la estética, a la calidad y al mensaje que planteamos desde El Closet de Joséphine.

Jesús Diez, el propietario de la marca, estaba muy interesado en que nuestro blog no fuese un mundo cerrado de novia sino que con el mismo se pretende crear un mundo femenino abierto, lleno de cosas interesantes que podía hacer una chica a lo largo del día: exposiciones, temas de alimentación o noticias. Muy rico y cercano pero a la vez con información interesante y lleno de contenido.

- Y para finalizar, ¿cuáles son los retos de futuro a medio y largo plazo para Jesús Peiró?

Nos gustaría seguir haciendo lo que hacemos de la manera que lo hacemos, sin tener que sacrificar el vestido, y eso ya de por sí es ya un reto de futuro. Mantenerse en el mercado cambiante, cuando te mueves en 30 países distintos con diferentes comportamientos es complicado pero también muy apasionante. 

Nuestra hoja de ruta siempre ha sido lo misma, un buen producto con una buena relación calidad/precio mientras seguimos atentos a lo que pasa en el mundo novia.
A veces lo que nos servía ya no sirve y viceversa. Detectar mientras seguimos haciendo lo que hacemos es nuestro reto. Las situaciones complicadas son retos pero son también estimulantes, hacer siempre lo mismo es aburrido. 

Muchos me preguntan si no me canso de diseñar vestidos de novia pero la verdad es que cuando te sumerges en el blanco existen muchos elementos para darle color. En el mundo nupcial es donde más se puede desarrollar la fantasía de las prendas.


Y hasta aquí es lo que propiamente os podemos contar de la entrevista, después hubo un off the record de casi 1 hora más donde quedamos enamoradas de Merche Segarra y sus palabras, conocimos sus oficinas y el taller y pudimos ver un adelanto de lo que mañana veremos desfilar en la pasarela de la Barcelona Bridal Week y por lo que 'espiamos' podemos decir que promete (y mucho). :)
Tener la oportunidad de conocer estos grandes diseñadores es sin duda una de las cosas más maravillosas que nos ha dado este mundo 2.0 y nosotras no podemos estar más felices y agradecidas. 




Y a vosotras, 
¿qué os parecido descubrir 
el mundo de Jesús Peiró?




Muchas gracias a todo el equipo de Jesús Peiró 
por abrirnos las puertas de su taller y darnos la oportunidad de conocer de primera mano
los entresijos de la creación de estos maravillosos vestidos.





Besos de confetti* 

                       




******* Síguenos en *******

    

2 comentarios :

  1. Me gustó leer esta entrevista porque el año pasado me casé con un vestido de Jesús Peiró y tuve el placer de hablar un poco con ella (ella no se acordará, pero yo siiii) en un desfile nupcial que hubo en Santiago. Fue tan amable, educada ... Fue una maravilla. He de decir, que el hecho de que fabriquen en España aún me hace sentir más orgullosa de haber elegido esta marca y bueno es vestido era perfecto.

    ResponderEliminar
  2. Increíble el post.
    Tenemos diseños de invitaciones todas a tu medida, elige y dinos como te gustaría.

    Te dejo unas ideas:
    http://eje360.com/invitaciones-de-boda-4/
    http://eje360.com/invitaciones-de-boda-3/
    http://eje360.com/invitaciones-de-boda-2/

    Saludos

    ResponderEliminar