Un postboda en nuestra particular Toscana


Ya sabéis que poco a poco os hemos ido desgranando algunos de los secretos de lo que fue la boda de Confetti Mayor y que podéis encontrar AQUÍ dentro de la categoría "Así fue mi boda".
Aquéllos que nos lleváis siguiendo hace un tiempo ya sabréis que la boda que aconteció en Villa Confetti tuvo como inspiración la vendimia y el mundo del vinoSin embargo, no se hicieron muchas fotografías de detalle durante el día del enlace por lo que después de la boda nos atrevimos, dejando un poco atrás la vergüenza, con un postboda para poder reflejar con mayor atención algunos de los detalles que se utilizaron el "día B".

La mejor elección de nuestro postboda fue sin duda alguna contar con una fotógrafa del nivel de Sara Frost de Love&HappinessEs increíble cómo es capaz de transmitir toda su dulzura y encanto en cada una de las instantáneas que realiza, pura magia. Si volviésemos a repetir este preboda ella sería la única condición indispensable para realizarlo, de eso no hay duda. ;)

Ya os contamos que la sesión estuvo dividida en 3 temáticas distintas a fin de aprovechar los 3 vestidos que llevó Confetti Mayor para el día de su boda. 
Por un lado, el vestido de bodas de mamá Confetti, una joya familiar que Confetti Mayor también llevó para el momento del enlace en el Ayuntamiento y que en nuestra sesión utilizamos para reflejar un paseo con bicicleta vintage tal y como os mostramos AQUÍ.
Por otro, un vestido de H&M de la colección Garden Collection, que lució tras el baile y que mostramos con un pequeño picnic en el #pueblitobueno y que podéis recordar AQUÍ y finalmente, la sesión que os presentamos hoy, un postboda que recordamos con MUCHO cariño.

En esta parte del postboda decidimos recrear una mesa de inspiración toscana con alguno de los elementos que se utilizaron para la boda junto con varios dulces que creamos especialmente para la ocasión y para luego dar un paseo por los campos de olivos y almendros que tenemos alrededor de nuestro querido #pueblitobueno que son dignos de fotografiar.



Además, hoy desvelamos uno de los secretos mejor guardados ya que para esta sesión utilizamos el vestido que Confetti Mayor llevó durante la ceremonia civil y todo el banquete, un precioso modelo muy romántico de la diseñadora estadounidense Vera Wang que nos enamoró desde el primer momento que lo vimos, confeccionado en tul de seda con cinturón de color visón, a conjunto de los zapatos también color visón de Menbur

Dicen que una novia sabe cuándo el vestido pasa de ser uno de muchos y se convierte en SU vestido y en este caso podemos decir que ciertamente ocurrió así, como en las mejores historias de amor.
No era para nada un diseño que tuviéramos en mente cuando planificamos La gran maratón de la novia tal y como os contamos AQUÍ, ya que siempre nos habíamos decantado por vestidos en líneas más vaporosas como sedas y organzas pero por azares del destino EL vestido apareció ante nuestros ojos y como un flechazo, nos enamoramos de él: sencillo, delicado y con el sello de una de nuestras diseñadoras mega-favoritas del mundo mundial!





El árbol de firmas que hizo el Sr. A, los imprimibles que aparecieron en el número 1 del Magazine de Tendencias de Bodas realizados por Mr.Wonderful, los haditos novios de Macarena Gea que Confetti menor regaló a los novios el mismo día de la boda, nuestras iniciales realizadas con corchos de vino junto con algún otro detallito más hicieron el resto para disfrutar de una mesa muy dulce en nuestra particular Toscana.

¡Esperamos que la disfrutéis tanto como lo hicimos nosotras al realizarlo!












¿Qué te ha parecido el romántico postboda 
en nuestra particular Toscana?








Besos de confetti* 
                       




******* Síguenos en *******

    

3 comentarios :

  1. Increiblemente guapa Confetti mayor!!!

    ResponderEliminar
  2. me encanta las fotos,muy originales y divertidas!

    ResponderEliminar