Myriam y Porto, boda rústica con mucho encanto


La boda de hoy es un guiño a los orígenes de los novios, ya que Myriam y Ignacio (a quién cariñosamente llaman Porto) decidieron que la celebración de su boda sería en el pequeño pueblo de la madre de la novia, Población de Campos, una coqueta villa palentina destino de muchos peregrinos que realizan el Camino de Santiago y donde la novia ha pasado gran parte de su vida. 

Una boda de estilo rústico, celebrada en una antigua capilla de la Ermita de San Miguel, un paraje ubicado en una verde pradera, rodeado de chopos y que lucía fantástica con una decoración repleta de damajuanas antiguas, girasoles y balas de paja que acentuaban el carácter campestre del lugar.
Como la misma novia nos cuenta:

El lugar la ermita es un lugar especial para mi, siempre me he encontrado en paz y siempre que iba al pueblo, de las primeras cosas que hacía era coger la bici y quedarme allí, incluso mirando a través de la valla del cementerio. 
A mucha gente un cementerio tan cercano no les gustaría para celebrar su boda, sin embargo, para mí cobraba sentido tener a gente tan querida "más presente". 

Tras un pequeño paseo en un antigua panera familiar, los novios se trasladaron, haciendo un guiño al coche de su infancia, bajo un 600 de color mint al lugar del banquete, el antiguo monasterio de San Zoilo. Un espacio de marcado carácter medieval decorado en tonos nude y mint, en el que destacaba la gráfica de estilo vintage a cargo de María Monferrer que Animatipia transformó en unas preciosas invitaciones de tela como podéis ver AQUÍ.

Dentro de esta atmósfera con claras reminiscencias al pasado, la novia lucía un vestido con mucha personalidad de Fátima Gaytán, una de las componentes de Argot & Margot, en el que destacaba el trabajo de la cintura y el velo de encaje antiguo. La novia completó su look con unos zapatos y un ramo silvestre elaborados por ella misma y el toque vintage lo pusieron un antiguo medallón y una corona de flores secas y cordel bordado.

Los novios, unos scouts de pro, no quisieron dejar ningún detalle al azar y dentro de esta temática natural pusieron un kit de baño para sus invitados con jabones artesanales de Orbayu, obsequiaron unas bolsas con la ilustración de la boda que incluían unas pastas típicas de la zona, una chequera de tiempo para disfrutar con los novios y una dedicatoria a cada una de las personas de por qué era importante que estuvieran allí.  ♡
Además, tampoco olvidaron poner una pizca de azúcar a la fiesta con una candy bar bajo el título de "El amor es dulce" que encandiló a los invitados.

Una preciosa boda, contada con estilo documental por We Are Stories que esperamos que os encandile tanto como lo ha hecho con nosotras. ¡Ahora a disfrutarla!




























¿Qué os ha parecido el guiño
 al pasado de Myriam y Porto?






Besos de confetti* 
                       




******* Síguenos en *******

    

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada