Un paseo para dos


Mañana hará justo 7 meses que un pequeño gran hombre cambió mi vida, un personita alegre y divertida que aún siendo tan chiquitina ha llenado el corazón de toda la familia y nos hace realmente felices.

La maternidad, a veces tan fácil y otras tan complicada ha irrumpido como un vendaval en rutinas, horarios y preocupaciones y con la vuelta a la oficina, la cosa es todavía un poco más difícil. Por eso se agradece más que nunca los paseos tranquilos con nuestro bebé en lugares bonitos en los que poder hacer un paréntesis. Momentos para dos en los que disfrutar el uno del otro y despejar un poco la cabeza de quehaceres y preocupaciones y aprovechar ese tiempo que pasa taaaan deprisa en las cosas que verdaderamente importan.

Si bien el #Pueblitobueno ofrece toda la tranquilidad del mundo y podemos disfrutar de la naturaleza con tan sólo abrir las puertas de Villa Confetti, de vez en cuando volver a Barcelona es también un respiro urbano.
Hace unas semanas -todavía disfrutando del buen tiempo- pudimos dar un agradable paseo de otoño en nuestra visita a la idílica Masía Ribas con nuestro cochecito Mini de EasywalkerLigero, maniobrable y con unos acabados premium que le dan un toque muy cool. 
Ya sabéis de nuestra obsesión con el gris para la deco y complementos de nuestro peque como ya os contamos AQUÍ, así que el Moonwalk Grey a juego con nuestro bolso cambiador chevron ha sido el elegido y no podemos estar más felices e intuimos que #BabyConfetti también. Aunque hay que reconocer que -después de vernos en las fotos y más con nuestro estilismo- quizás el tema Total Grey se nos ha ido de las manos ;)

La verdadera felicidad está en el camino, y desde hace un tiempo estamos más acompañadas que nunca con nuestro gordito. 









Y tú, 
¿también buscas momentos
especiales para dos?




Besos de confetti





No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada