Cómo ser la madrina o madre de la novia perfecta


Teníamos muchísimas ganas de hablar de los estilismos de las madrinas y madres de la novia en una boda. Por aquí todavía no les habíamos dedicado un post en exclusiva así que hoy ellas, las grandes mujeres de nuestras vidas, toman el protagonismo. 

Saltándonos el protocolo social como base de nuestras auténticas bodas heartmade, para nosotras, lo importante es poder estar rodeados de las personas que más queremos, hacer que estén a gusto ese día y que luzcan radiantes, las dos por igual

Si se trata de una boda de mañana, lo mejor son las tonalidades más suaves como empolvados o pastel, y para las bodas de tarde/noche, colores vibrantes como azules o verdes esmeraldas pueden ser una buena elección. 
Y en cuanto a la forma, creemos que es todo un acierto enfatizar la zona superior del torso ya sea con escotes barco - o shoulder off tan de moda estas temporadas-, largas capas de seda que cubran los brazos (y además hacen que luzcan elegantísitmas) o superposiciones con lazos, flores o broches y, por supuesto, vestidos largos o cortos pero siempre de manga larga o francesa. 
Nos encantan las madres y madrinas que deciden apostar por la sobriedad en el vestido dándole un toque especial con los complementos, sobre todo con tocados maxi, guantes y pamelas de rafia si se trata de una celebración de día. ¿Quieres ver algunos ejemplos de inspiración de cómo ser la madrina o la madre de la novia perfecta?
















 













1-2-3-4-5-6-7-8-9



Y a ti, 
¿qué os parecen esta selección de madrinas 
y madres de la novia?




Besos de confetti*