Raquel y Pablo, frondosa boda en las Rías Baixas




El secreto que guardan nuestras auténticas bodas heartmade es que cada pieza del engranaje de esta fiesta del amor está hecha desde el corazón, como en la boda de Raquel y Pablo, bañada por la frondosidad y el verde de Galicia que inunda con un soplo de aire fresco nuestro post de hoy.

Una boda inspirada en la tradición vínicola de la familia del novio en la que la pareja se implicó en todos y cada uno de los detalles desde la decoración de la pequeña ermita de Santa Tecla en A Guarda o las invitaciones del enlace pasando por el regalo de los invitados con una cerveza artesanal customizada por ellos mismos, una mermelada y un jabón de lavanda que preparó la madre de Pablo.

Para el gran día Raquel escogió un vestido de aire bohemio de manga larga y pronunciado escote en la espalda obra del atelier vigués Ludovica y Yo, que complementó junto a un velo y un tocado diseñado por ella misma que confeccionaron en porcelana dorada en una tienda local.
Precioso el ramo de novia asilvestrado de Augualuz que acompañaba el conjunto compuesto por eucalipto, astilbe y las siempre espectaculares proteas, arriesgado pero acertado.
De las joyas más especiales que Raquel lució fue un anillo de herencia familiar que su madre le regaló ese mismo día y que ella quería desde pequeña.

Tras la ceremonia en un idílico lugar impregnado de magia celta, novios e invitados se dirigieron A Quinta de Ramo, un paraje con un aire decadente para celebrar un banquete 100% gallego en el que no faltaron mariscos de la Ría, vino blanco, pulpo y ternera gallega. Ni tampoco las risas, el amor y los detalles especiales como el concierto sorpresa tras la ceremonia del grupo de gaitas en el que Raquel tocó durante más de 20 años y el viejo el Renault 4 heredado del abuelo de Pablo que ellos mismo se encargaron de decorar y con el que recorrieron su camino como recién casados. ¡Cómo nos gusta la magia que desprenden estas anécdotas!

Un día lleno de risas, amor y mucha química que se encargó de inmortalizar el equipo de Petit de la Crème, simbiosis de diseño y fotografía, que nos deleitan con estas magníficas instantáneas de una nueva boda en Galicia -y ya van unas cuantas- que como siempre disfrutas en primicia en el blog. ¡Te encantarán!
































































































¿Qué te parecen esta boda
verde en las Rías Baixas?





Besos de confetti*


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada