Elisa y Miguel, boda en la Escollera de Ibiza




Será la magia del verano o los conciertos de música independiente pero, ciertamente, un amor que empieza en un festival bajo la banda sonora de Arcade Fire no podía tener mejor desenlace que una auténtica boda heartmade como la de Elisa y Miguel en La Escollera de Ibiza, un lugar repleto de recuerdos para la pareja.

Un paraíso terrenal de la playa de Es Cavallet como testigo de una unión entre una pareja con el corazón divido entre España y Nueva York llena de sentimiento en los novios y su familia se implicaron al 100% en todos y cada uno de los elementos que hicieron de su boda un acontecimiento muy especial con detalles hechos desde el corazón.

Elisa compartió todo el proceso creativo de su vestido junto a la diseñadora Marcela Mansergas para lucir radiante y estilosa un bonito diseño con aplicaciones de encaje en cuerpo y mangas que engastó a la perfección con una semi corona de hoja verde, que resaltaba el bonito color rojizo de su melena peinada por Aina Pérez. Acompañando al conjunto unas originales sandalias en dorado de Loeffler Randall que compró en uno de sus viajes a NY.
Increíble el trabajo de La Sastrería de las flores que consiguió dar un toque silvestre lleno de frescura a look de la novia junto al resto de composiciones florales desde la decoración de la ceremonia y las mesas del banquete, los boutounniers, la corona de la niña de arras y un ramo que inspiraba la libertad de las flores recién recogidas en el campo.

Primero con el Mercedes vintage del 68 y después del brazo de su madre, Elisa llegó a la ceremonia en la que Miguel muy elegante de Anglomanía, con pajarita de Hacket y zapatos de Prada esperaba con el mediterráneo de fondo para intercambiarse los anillos que sellarían su unión en una ceremonia celebrada de forma bilingüe en inglés y castellano.
Ideal la preciosa y original cajita en forma de pirámide de BHLDN para guardar tan preciado tesoro huyendo de los clásicos cojines porta anillos
Tras un animado cóctel en la terraza de La Escollera llegó el momento del banquete en la que cada invitado venido de distintas partes del mundo recibió como detalle una Welcome Bag con información de la isla, agua, una pasta típica y un botecito de Sal de ibiza. Sin embargo aún les esperaban más detalles especiales con un Cigar Corner y un rincón con bailarinas, pashminas y abanicos.
De los momentos más especiales de ese día fueron sin duda la entrega del ramo a la guapísima hermana de la novia y el momento del baile que Elisa abrió con su padre para después dar paso a la fiesta y la alegría bajo la banda sonora del DJ Albersen.

Una boda llena de emociones y sentimiento que el equipo de Padilla & Rigau se encargó de inmortalizar tanto en vídeo como en las espectaculares instantáneas que hoy llegan al blog para que disfrutes de esta boda que trae un trocito de Ibiza y de la luz del mediterráneo.



























































































Y a ti,
¿qué te parece esta boda ibicenca?








Besos de confetti*
  

1 comentario :