Azul y Paco, bonita boda en Murcia





El azaroso destino tenía previsto un mágico encuentro en una especial noche de fin de año para esta pareja, un bonito flechazo que Azul y Paco guardarán par el recuerdo y que supuso el empezar de muchas cosas y momentos bonitos, entre ellos su auténtica boda heartmade en Murcia de la que hoy te desvelamos todos sus detalles en primicia.

Una finca de limoneros fue el lugar elegido por la pareja para celebrar su Sí, Quiero una boda multicultural con un ambiente muy agradable y con asistentes de muchos lugares, entre ellos Londres, una ciudad en la que estuvieron viviendo un tiempo y que marcó algunos detalles de aire british en la boda. 
Así, en un exhuberante jardín entre pinos, limoneros y palmeras tuvo lugar una ceremonia muy emotiva en la que se intercambiaron las alianzas en oro rojo para ella y en blanco para él. Tampoco faltaron momentos de lágrimas de felicidad y las palabras especiales de amigos y familiares con vídeo confeccionado por la familia argentina de la novia que no pudo asistir. Entre los discursos, sin duda alguna, los votos que Azul le dedicó a Paco y viceversa dispararon directamente al corazón de la pareja y los invitados.

Para su gran día Azul escogió un diseño ideado por ella misma que si bien no fue su idea inicial y después de algún que otro contratiempo, finalmente el vestido quedó precioso con una espalda cubierta de encaje, un pronunciado escote en uve y una especial abertura delantera ladeada decorada con botones. Como complementos, unos zapatos glitter y corona floral de Fuen Viudes que completaba su melena suelta y maquillaje con labios rojos. En sus manos, un ramo de novia de rosas spray, eucalipto y astilbe.
Como manda la tradición, lo prestado corrió a cargo de una muy buena amiga de su madre que le dejó unos pendientes de lágrima, de diamantes y zafiro que pertenecieron a su abuela, un sueño.
Por su parte Paco apostó por el lado british con un traje de novio en azul con chaleco tartán y corbata en celeste elaborado por un sastre en A Coruña junto con un reloj de bolsillo con cadena. 

Después de la ceremonia y el aperitivo, en el que no faltaron los productos locales y orgánicos de Murcia y una divertida selección de cervezas del mundo, llegó el momento del banquete en el que pudieron degustar un asado argentino en honor a las raíces de la novia. 
A destacar la decoración de los espacios de aire boho con un punto british y cuyos carteles, decoración y flores corrió a cargo de los novios y todos los familiares y amigos que les ayudaron. Una boda handmade cargada de sentimiento e implicación. A nosotras, el techo floreado del banquete no nos puede gustar más.
Una vez acabado el banquete repleto de momentos divertidos y más relajados en el que no faltaron los detalles para los invitados en los que hubo patuquitos para las embarazas tejidos por la madre de la novia, plantas para las parejas prometidas, y jabones aromáticos y velas de masaje para el resto de invitados llegó el momento de inaugurar el baile como recién casados. 
Una coreografía que estudiaron a conciencia pero con los nervios hubo repetición incluida, una anécdota que despertó muchas risas entre los invitados y que aún recuerdan con mucho cariño.

El resto del día y bien entrada la noche fueron todo risas, bailes y brindis, un colofón mágico a un día repleto de amor y cariño, del que Juno Producciones, autores de otras auténticas bodas heartmade como la de Sonia y Javier en Galapagar o la de Mar y Juanra en el Saler, plasmaron con su maestría en las bonitas fotografías que disfrutas como siempre en primicia en el blog.


































































* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * 
Fotografía y Vídeo: Juno Producciones Zapatos: Gloria Ortiz Maquillaje: Consuelo Ortiz | Peinado: Narros | Tocado: Fuen Viudes Ramo: Fernando Hijo Seating, invitaciones y sello de boda: Tarjetodromo
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * 





¿Qué te ha parecido está boda
 en una finca murciana?