Lara y Javi, boda cañera en el Palacio de la Magdalena




Diciembre, con el Cantábrico de fondo y un enclave de ensueño como el Palacio de La Magdalena son las primeras pinceladas que nos adentran la auténtica boda heartmade de Lara y Javi, una fiesta del amor por todo lo alto que sabemos que os disparará directamente al corazón.

Así es nuestra novia de hoy, Lara, una mujer que derrocha estilo por los cuatro costados y que sorprendió a todos los asistentes luciendo dos creaciones de la diseñadora Marcela Mansergas para su gran día, una para la ceremonia y otra para la fiesta. 
El primero de los diseños de manga larga, con unos preciosos puños-joya y un escote pronunciado en la espada que lo complementó con unas botas doradas, una peineta de cristales naturales de Mimoki y un ramo de novia en toques oscuros con lazo de terciopelo negro regalo de La Puta Suegra. 
Para la fiesta lució un vestido mucho más ligero con unas sandalias plateadas de Miu Miu con incrustaciones y una corona de plumas y cristales.
Por su parte, Javi mostró todo su estilo con un traje hecho a medida en Lander Urquijo, una corbata Gucci y zapatos de Mermin Mallorca. 

Nada mejor que recibir a los invitados a la ceremonia con un vino caliente en las caballerizas del Palacio santanderio, una apuesta de estilo coordinada por los wedding planners de La Puta Suegra que fue el preludio de una ceremonia íntima cargada de sentimiento. 
Después, la pareja junto al resto de asistentes, se trasladaron al conocido restaurante Deluz para degustar como aperitivo un lunch de corners bajo la banda sonora de DJ Deep House. Mención a parte merece el seating de lámparas antiguas combinado con urnas de cristal con musgo. Una delicia.

Lara y Javi querían una boda cañera por ello realizaron su entrada al restaurante con bengalas de colores moradas y verdes con el son de su canción favorita, “Ritmo de la noche” para posteriormente colocarse dos cabezas gigantes de oso y conejo mientras se realizaban fotos en un precioso photocall en forma de aro con pampas.
Un banquete de lo más animado en el que no faltó un grupo flamenco para animar el ambiente y un pequeño detalle para las invitadas en forma de labial de Tom Ford. 
Una vez acabado el banquete llegaron los momentos más divertidos de la boda con el lanzamiento del ramo encima de un “Toro mecánico” que dejó a los invitados con la boca abierta. Después y de sorpresa para los asistentes -incluido el novio- llegó un concierto privado de uno de su grupos locales favoritos de estilo surfero, Melopea. Pero sin duda, la actuación de la pareja a modo de Anne Igartiburu y Ramón García para dar paso a las campanadas de fin de año, con reparto de uvas, gorro y confetti fue una de las anécdotas que recordaran con el paso de los años.

Así es cómo transcurrió la fiesta del amor de esta animada pareja que fue inmortalizada en auténticos fotones por nuestras queridas Días de Vino y Rosas, autoras también de otras bodas cargadas de estilo como la espectacular boda de los Julis, y que hoy disfrutas en primicia en el blog.










































































* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * 
Fotografía: Días de Vino y Rosas | Wedding Planners: La Puta Suegra | Zapatos ceremonia: Raye The Label | Sandalias fiesta: Miu Miu l Tocados ceremonia y fiesta: Mimoki | Ramo: La Puta Suegra 
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * 




¿Qué te ha parecido esta 
estilosa boda en Santander?