María y Álvaro, bonita boda en Tarifa




Un amor de verano que se convirtió en algo más serio, el de María y Álvaro, una pareja de enamorados que celebraron su auténtica boda heartmade en tierras gaditanas tras una pedida de ensueño en Portugal sobre las aguas de una cala cristalina mientras practicaban stand up paddle. Toda una declaración de principios románticos que continuó con su particular fiesta del amor, un día especial del que hoy te contamos en primicia todos sus detalles.

Cuando encontraron el Cortijo de Aguilón para celebrar su Si, Quiero sintieron un auténtico flechazo por un espacio que les permitió desarrollar todo el talento creativo de sus profesiones bajo el lema Keep it simple para dar el mayor protagonismo a la naturaleza. Un trabajo cuidadoso y elegante orquestrado por la wedding planner Tara Chapman y ejecutado en gran parte por el decorador Kokko Eventos.

Para su fiesta del amor Álvaro eligió un total look de Massimo Dutti y María apostó por  Javier Quintelaun diseñador gallego que la había conquistado tiempo atrás con uno de sus diseños que atesoró mucho tiempo en una carpeta de Pinterest.
Se ideó para ella un sobrevestido con sorpresa incluida, tal y como nos cuenta la misma novia "Al verme, muchos de los invitados e incluso Álvaro, pensaron que el abrigo exterior era el vestido y cuando me lo quité y vieron el diseño lencero les encantó"
Como complementos, un rosetón de brillantes de su familia materna, unas sandalias de Steve Madden y unos mini aros de diamantes, estos dos últimos regalo de su madre junto a un ramo sencillo y rústico a juego con el lugar elaborado por la floristería Cotton Candy encargados también de crear los centros de mesa del banquete.
Del look beauty se ocuparon Analía para su melena suelta y muy natural junto a un sencillo maquillaje de Laura Morilla.

Después de una ceremonia oficiada por dos amigos llena de risas, anécdotas y lágrimas de felicidad con intervenciones de sus familiares y música en directo de piano y violín con The Wonders, empezó el cóctel de tapas serVido por Augi Catering con guiños a la gastronomía pacense, gallega y gaditana en la zona de la piscina donde habían montado un espectacular chill out .
Para la comida se trasladaron a la zona del naranjal donde estaban todas las mesas y una pista para el baile. Para éste, eligieron la canción de la BSO de La La Land iniciándolo ellos dos con una parte coregrafiada con pasos de vals a la que luego se unieron el resto de invitados para hacer un baile coral gracias a las instrucciones que los novios mandaron vía vídeo un mes antes de la boda. Una idea divertidísima.
Ya en la barra libre Luilly, un conocido Dj de los chiringuitos y la noche de Tarifa empezó a pinchar convirtiendo la fiesta en un fiestón. A él lo sucedió el tío de la novia cuando de repente empezó a llover "todos bailamos y cantamos bajo la lluvia y aunque pueda parecer extraño, no pudo haber mejor manera de acabar la boda que esa. Lo dimos todo a pesar de que acabamos empapados"

Mención a parte merece el uso de las tecnologías en la boda gracias a Álvaro, el novio, arquitecto reconducido a diseñador UX UI que junto a María sintió la necesidad de romper con lo establecido y a la vez cuidar hasta el último detalle.
Por ello no hubo ni invitaciones ni tan si quiera un portal de bodas sino que fueron mandando un newsletter interactivo cada mes. El contenido iba desde un formulario hasta sitios con encanto de Tarifa tal y como nos cuenta "los invitados nos presionaban para saber cuándo iba a ser el próximo y se creó bastante "hype", especialmente con el sitio, el cuál lo mantuvimos en secreto y no conocieron hasta bajar del autobús" 

De las fotos y vídeo se encargaron viejos amigos de la pareja por un lado Hortensio Días Claros para las imágenes y PaiPai Produccions para el vídeo. Una maravillosa producción que sabemos que te fascinará por cada detalle.

 






























 


















 


 

























¿Qué te parece esta
bonita boda en Tarifa?