Nuestras joyas favoritas de RABAT





Verano es sinónimo de color, vitalidad, alegría y disfrute. De salir a cenar con el amore, de las vacaciones con la familia y de las noches de copas con los amigos. Verano es mar, playas e islas. Verano es brisa, sal en el pelo y arena en los pies. Verano son mojitos en el chiringuito bajo las luces de colores escuchando temazos. Verano es es saber cuándo sales de casa pero no cuándo entras. Verano es desconexión, risas y felicidad absoluta. Verano es bailar hasta el amanecer o anochecer, el ritmo lo pones tú. Eso sí, descalza y sin reloj. Verano es luz, brillo y amor. Verano es piel tostada y estrenar ese vestido que te sienta de muerte. Verano es hacerte con una joya importante, para deslumbrar en la noche y recordarla en invierno. Verano son las joyas de Rabat y éstas son nuestras favoritas. 

Para los días en los que apetezca darle un poco de vida al look nada mejor que optar por piezas llenas de vitalidad. Anillos, pendientes pulseras y collares elaborados de forma artesanal en oro con la mejor selección de diamantes y gemas preciosas 
¿Nuestra favorito? Este anillo de oro rosa que combina a la perfección el topacio azul London y azul Sky nos parece simplemente ideal. De la selección de joyas #RabatIbiza tenía que ser.



Aunque a decir verdad creemos debe sentar genial cualquier modelo de la colección 70's inspirada en una década con mucho volumen, formas geométricas y colores intensos con coral, lapislázuli, topacio azul y chatones de brillantes. Imposible quedarnos solo con uno.





Y, para los días en los que nos decantemos por looks más potentes llenos de colores en tendencia y que adquieran todo el protagonismo, lo mejor será elegir joyas sencillas pero con un encanto especial. Encontraremos ese punto perfecto con las joyas en tonos blancos y negros y ya sabemos que cualquier look es más luminoso con un diamante.
Así los diamantes negros y blancos de Rabat nos darán un toque de delicadeza, elegancia y personalidad acompañado de sutiles y mágicos destellos totalmente atemporales y a los que seguro que recurrirás año tras año, verano tras verano.  




Y si buscas colores neutros alternativos a los clásicos blanco y negro, la combinación de oro rosa con diamantes nos parece perfecta, delicada y dulce. 
Los colores pastel siempre son un acierto cuando queremos brillar sin sobrecargar el look, así otra opción a tener en cuenta son las siempre favorecedoras aguamarinas que junto al topacio harán las delicias de cualquier noche de verano.